SODALITA

La Sodalita es un mineral con una poderosa fuerza que trae el bien en tu vida. Es un color atractivo y puede ayudarte a concentrarte cuando estás abrumado.

Su fuerza es tal que se la conoce como la Piedra de la Inmensidad

La piedra aporta armonía y orden a la mente humana. Fomenta la objetividad, la lógica, la realidad y la intuición, así como la expresión verbal de los sentimientos internos. Equilibra el desequilibrio emocional y favorece la calma de los ataques de pánico, puede transformar una personalidad defensiva o hipersensible, libera las fobias, los temores, la culpa y los mecanismos de control que nos impiden ser quien somos..

También mejora la autoestima. la confianza en uno mismo y la autoaceptación. Transmite un deseo de verdad y un impulso idealista, posibilitando que seas fiel a ti mismo y defiendas tus creencias.

Y además y no menos importante, ayuda a organizar todo el pensamiento inconsciente y abstracto y estructurarlo totalmente en el consciente; de este modo logramos comprender desde el intelecto lo que nos parecía totalmente difuso, confuso, imposible o fantasioso.

 

Mostrando todos los resultados 2

La Sodalita fue descubierta por primera vez por los indios Cortez. Más tarde entró en contacto con los exploradores españoles y se hizo popular entre ellos. Es habitual encontrarla en las baldosas de granito y travertino, y en el lapislázuli azul y la esteatita. Se descubrió por primera vez en Brasil y luego fue llevada a Norteamérica por los exploradores españoles. La piedra es más fuerte cuando está fría y luego se vuelve más blanda.

La piedra tiene una densidad media. Pesa 7,6 gramos por metro cúbico y tiene una baja concentración de sulfuro, de alrededor del 0,3%. El color oscila entre el gris oscuro y el azul claro, y la textura varía ligeramente entre la arcilla y la ceniza de sosa.

La versión más común de la sodalita es una piedra dura de color marrón verdoso que se siente ligeramente áspera al tacto. Además, la sodalita, que tiene un alto contenido en sodio, es susceptible a las altas temperaturas y debe mantenerse alejada de la luz solar directa, lo que la hace ideal para su uso en la construcción de viviendas.

Las versiones comunes de la sodalita son la calcedonia, la apatita, el sulfato y la calcita. La calcedonia es el tipo más raro de este mineral, con la mayor cantidad de sodio de todos los minerales. Este material es una forma de carbonato de calcio (un tipo diferente de mineral) con propiedades químicas únicas. La calcedonia muestra la firma infrarroja de los sulfatos y sulfuros, y las propiedades de absorción infrarroja del carbonato de calcio son muy únicas entre los minerales. En la actualidad se utiliza mucho en aplicaciones de fontanería y suelos, pero sigue siendo cara para el uso residencial.

La Sodalita más abundante en Canadá es un mineral de tectosilicato. El tectosilicato es un material de construcción a base de arcilla con gran permeabilidad al agua y resistencia al desgaste. El rico color azul real de este mineral procede del óxido de hierro, que tiene grandes propiedades aislantes.

La alta permeabilidad del agua permite que las sustancias tóxicas del entorno, como el radón y el plomo, entren en el torrente sanguíneo a través de los pulmones, la piel y los dientes. Los altos niveles de calcio se han asociado al desarrollo de cálculos renales y osteoporosis. Sin embargo, la sodalita equilibra el nivel de minerales de nuestros fluidos corporales y previene el desarrollo de estas enfermedades y complicaciones.

Una de las propiedades curativas de la sodalita es su capacidad para equilibrar el sistema nervioso. Nuestra vida emocional se ve afectada por lo que sentimos sobre nosotros mismos y por cómo nos perciben los demás. El nivel de autoconciencia juega un papel importante en cómo nos percibimos a nosotros mismos y cómo nos perciben los demás. Para mantener una sensación de paz interior, debemos controlar continuamente nuestras emociones. El equilibrio emocional es la base del crecimiento espiritual. No es casualidad que un cristal de cuarzo con propiedades curativas tan profundas tenga una influencia calmante en el cuerpo.

La piedra preciosa puede ser algo hermoso, y es un regalo perfecto para un ser querido o un amigo. Y también puede ser un magnífico regalo para uno mismo pues se trata de un valioso sanador de problemas emocionales y otras dolencias físicas.

error: