MALAQUITA

La Malaquita es una piedra protectora que a menudo se pasa por alto. Sin embargo, es un poderoso sanador:

  • Absorbe las energías negativas dañinas y los contaminantes, recogiéndolos del aire y del propio cuerpo.
  • Limpia la radiación electromagnética y despeja la radiación emocional.
  • La malaquita purifica y activa los chakras, limpiando y conectando a tierra la energía espiritual superior.
  • La Malaquita equilibra el cuerpo y ayuda a la claridad del pensamiento y las emociones.
  • Promueve un comportamiento responsable y reduce la ansiedad y el estrés.
  • Elimina las creencias negativas y fomenta las actitudes de bondad y compasión.
  • Mejora la autoestima y elimina los miedos asociados a determinados escenarios y objetos. Por ejemplo, la malaquita mejora el estado de ánimo de una persona y puede disipar los temores a la muerte, la enfermedad y el desastre
  • Se utiliza para mejorar la curación espiritual y fortalecer el sistema inmunológico.
  • La piedra preciosa ayuda a controlar el estrés y a reducir la sensación de aislamiento.
  • Favorece la relajación y reduce los niveles de ansiedad. La malaquita también ayuda a las personas a superar el mareo.

Las propiedades curativas de la Malaquita han sido reconocidas desde la Antigüedad.

 

Mostrando todos los resultados 3

Dado que la Malaquita tiene propiedades curativas basadas en su contenido de cobre y plata, puede utilizarse para reforzar el sistema inmunitario de una persona. Puede producir iones de cobre que activan las células y mejoran la salud en general.

La Malaquita también es conocida por su color verde. El color verde se produce porque la malaquita contiene cromo. La presencia de cromo mejora la calidad de vida de los habitantes del suelo rico en minerales donde crece la malaquita.

Este color verde es el resultado de la presencia de tiocianato férrico, que es un filtro solar natural que protege de los dañinos rayos ultravioleta

Como la mayoría de los minerales, la Malaquita varía de una fuente a otra. Puede encontrarse tanto en la tierra como en el agua, creando composiciones químicas diferentes.

Algunas de las fuentes de este mineral son el carbón, las arenas bituminosas, la piedra caliza, el cuarzo y el carbonato. Además de estas fuentes, el mineral puede extraerse de los suministros naturales de agua subterránea, incluyendo manantiales, ríos y fuentes.

 

La Malaquita puede dividirse en dos categorías principales: azul oscuro y azul claro. El cristal de malaquita se presenta en forma de rombos o agujas. Estas formaciones cristalinas tienen superficies planas con un ligero brillo.

Además del tipo de cristal, la malaquita tiene muchas otras propiedades físicas y químicas comunes.

Una de las propiedades físicas comunes de este mineral es que no forma metal, como la mayoría de los otros minerales que vemos.

La composición química de este mineral también es única. Mientras que la mayoría de los otros minerales se encuentran a través de reacciones químicas, la presencia de carbonatos en la malaquita provoca el color verde. Este contenido de carbonatos es lo que da al mineral su color verde oscuro. Otros minerales que pueden encontrarse en este verde oscuro son el uranio, el cromo, el manganeso y el platino.

La Malaquita fue identificada por primera vez por el científico alemán Reinhold Voll, a principios de la Primera Guerra Mundial. Durante esta época, utilizó una técnica llamada electrólisis para identificar minerales. Gracias a la electrólisis, pudo separar la malaquita de todos los demás minerales. A partir de esta identificación, comenzó a producir carbonato de cobre, que empezó a vender con fines mineros.

Mientras trabajaba en Sudamérica, Voll se dio cuenta de que la malaquita se extraía en formas pequeñas y distintas. Cuando se llevó muestras, observó que cada forma tenía un color verde distinto, muy parecido al que había visto en Alemania. Más tarde, descubrió que el color verde procedía de una combinación de óxido de aluminio y pigmentos de malaquita. La combinación de estos minerales produjo el tono característico del carbonato de cobre verde que conocemos hoy en día.

La Malaquita es un cristal dúctil. Además de utilizarse para fabricar carbonato de cobre, también se ha utilizado para crear un metal increíblemente duro llamado rutilo. La alta concentración de iones de cobre crea una fuerte unión entre los cristales de malaquita, lo que hace que el mineral sea extremadamente eficaz como mineral de tracción.

Debido a su gran resistencia, la malaquita se utiliza para reforzar las formaciones rocosas. Además de su uso como trinquete, también se ha utilizado como lubricante hidráulico. También se ha descubierto que es útil para ayudar a producir un material respetuoso con el medio ambiente, ya que no produce cantidades excesivas de residuos durante su producción.

Esta piedra simboliza la fertilidad y la salud y se cree que ayuda a atraer el amor y la felicidad a la vida.

Dado que el amor y la felicidad son aspectos importantes para mantenerse sano y atraer más energía a la vida, la malaquita es una herramienta muy poderosa para atraer energías positivas a la vida.

Como también ayuda a fortalecer el cuerpo, muchas personas que buscan una forma de fortalecer su cuerpo utilizan estos granates verdes como tónico energético natural.

Como has podido comprobar, la Malaquita es un mineral con multitud de propiedades beneficiosas, que a modo de resumen podríamos concretar que sus propiedades más importantes son:

  • La Malaquita es también llamada la Piedra Energética, es capaz de transformar las energías negativas de nuestro entorno en energías positivas
  •  Se trata de una piedra transformadora y que, por ello, resulta ideal contar con ella para ayudarnos en los momentos o etapas de cambios.
  • Está vinculada con el Chakra del Corazón y de la Garganta, proporcionándote armonía y equilibrio.
  • Tiene importantes y numerosas propiedades curativas a:
  1. Nivel Físico: ayuda a cicatrizar las fracturas, reducir inflamaciones, controlar la artritis,….
  2. Nivel Orgánico: ayuda a tratar el asma, a rebajar la presión sanguínea, estimula al hígado para que elimine toxinas, controlar la epilepsia,….
  3. Nivel Mental: dejar de tener emociones reprimidas en nuestro cuerpo;nos ayuda a expresar realmente lo que sentimos tanto a los demás como a nosotros mismos; consigue que desarrollemos mejor la empatía y que podamos conectar mejor con los demás; es ideal para reducir la timidez o la inseguridad,….
  • Se trata de una piedra que resulta perfecta para potenciar nuestro propio renacimiento y conseguir volver a tener fuerzas y vitalidad para vivir nuestra vida.

error: