ANGELITA

La  Piedra Angelita es un mineral compuesto por óxido de aluminio y sílice. La combinación de estos dos minerales crea la combinación única de aminoácidos y zinc, que conforman las propiedades curativas de la angelita. El contenido de sílice de este mineral lo hace resistente al agua, lo que lo hace ideal para su uso en ceremonias espirituales y rituales de curación.

La Angelita es considerada la piedra poderosa para los sanadores, porque profundiza la sintonía y eleva la percepción, además ofrece protección para el entorno y para el cuerpo, la angelita te ayuda a ser sincero, compasivo y aceptar las situaciones que no podamos cambiar.

La Angelita ayuda a sentir paz y tranquilidad.

 

Mostrando todos los resultados 3

La Angelita es la piedra de los nacidos en septiembre. Es pacífica, curativa y calmante; muy útil en tiempos de transformación.

La Angelita funciona bien para limpiar el Chakra de la Garganta, el Tercer Ojo y el Chakra de la Corona, enviando energía curativa a su Estrella del Alma en el Centro del aura. Esto hace que la Angelita sea un potente sanador de la energía emocional y física.

La Angelita equilibra el yin y el yang o la energía masculina y femenina.

Los poderes místicos de la Angelita se ven generalmente en conexión con la tierra, sus campos magnéticos, sus propiedades curativas, su capacidad para controlar los sueños y transformar los sueños en realidades, su capacidad para cambiar la percepción de uno mismo, y su capacidad para comunicarse con otras fuerzas espirituales.

Las piedras de angelita se asocian a menudo con Marte o la Luna. Estos poderes pueden compararse con los de la Luna, el planeta de los dioses, o el sol.

La piedra también tiene una vinculación paralela, con otro elemento, con el aire. Su composición es similar a la del aire. También se relaciona con el aire por tener las mismas vibraciones que el sonido que se produce cuando se respira o se habla en voz alta.

También destaca por sus propiedades curativas para equilibrar los niveles de pH del torrente sanguíneo.

La Angelita es una buena piedra para calmar los nervios e inducir el sueño. Además, es una piedra excelente para equilibrar los chakras.

Las propiedades curativas de la angelita han sido probadas por los antiguos pueblos de Egipto y Grecia. Por esta razón, los antiguos egipcios veneraban el cristal de Angelita como la piedra más poderosa para las lecturas psíquicas.

El cristal de Angelita se considera ahora una de las piedras más populares para los sanadores espirituales y psíquicos. A menudo se utiliza para promover la paz, la sabiduría y la armonía en el lugar de trabajo y en la comunidad.

También se cree que la piedra Angelita ayuda a quienes desean controlar sus emociones y prevenir la depresión.

Puede ayudar a quienes sufren frecuentes dolores de cabeza o migrañas, a quienes padecen dolores de estómago y otras dolencias respiratorias.

También puede aliviar el dolor de la artritis.

Llevar la piedra puede traer buena suerte a alguien que tenga problemas emocionales y para controlar sus emociones.

Estas piedras suelen combinarse con Amatistas para aumentar su nivel de vibración.

Los cristales de Angelita se han hecho famosos por sus poderes curativos porque los pueblos antiguos han interpretado los colores y efectos de estas piedras.

La Angelita es una piedra que promueve la relajación, la paz y la armonía en nuestras vidas. A menudo se utiliza con fines curativos y lecturas psíquicas.

Llevar esta piedra de la forma correcta puede ayudarnos a alcanzar la paz mental y el equilibrio espiritual.

Si quieres experimentar la curación espiritual y los beneficios calmantes, entonces llevala en forma de pendientes o pulsera y disfruta de los poderes curativos espirituales que tiene para ofrecer.

error: